miércoles, abril 30, 2008

Paisaje tras la batalla del Viejo Trafford

Photobucket

Si la temporada azulgrana pudiera reducirse a los 180 minutos de esta eliminatoria, la ausencia de títulos por segundo año consecutivo se vería paliada por una buena, prometedora sensación, la derivada del toque y el coraje con que se emplearon ante el que posiblemente sea ahora mismo el mejor equipo del mundo (doscientos pases más pero un gol menos, tal es el mejor resumen de lo acontecido en Old Trafford). Sucede, no obstante, que el curso 2007-08 será por siempre más motivo de frustración, que la escandalosa dimisión de Ronaldinho, la depresión de Henry cuando no ejerce de prima donna, la decadencia de Deco (anoche, aún así, uno de los mejores), las pataletas de Eto'o (retratado en su estatismo cuando se las ha de ver con una defensa bien colocada) y las lagunas tácticas de Rijkaard (¿por qué todos esos centros altos para solaz de Ferdinand, quizá el mejor central del planeta en esas lides?) eclipsan desde ya el recuerdo de un cruce memorable en particular y del despegue de Bojan en general, por no hablar de los primeros meses de competición que firmaron Iniesta y Touré. Volveremos a Old Trafford, sí. Pero, en palabras de mi lechugófilo hermano, toca comenzar a sembrar el rumbo de las glorias que sin duda aguardan a varios de los miembros de este equipo.


martes, abril 29, 2008

And the Knight Keeps Getting Darker...

Toca tomar ejemplo

A los Lakers de Bryant y Gasol no les importó lo más mínimo que la primera eliminatoria por el título se trasladara a Denver, escenario del escándalo jurídico-sexual que en su día protagonizara el primero y casa de unos Nuggets liderados por esos tremendos jugones que son Iverson y Carmelo Anthony: 4-0 y pasando a la siguiente ronda que es gerundio. De modo paralelo, al Barça de Messi y Puyol no debe afectarle jugar la última eliminatoria antes de dirimir el título en Old Trafford, hogar de la dupla de cracks Ronaldo-Rooney que es conocido y reconocido bajo el legendario sobrenombre de "Teatro de los Sueños". ¿Acaso hay mejor estadio para dar carta de merecimiento a una hipotética tercera Copa de Europa, tal y como la anterior se gestó en Stamford Bridge y San Siro? Es noche para apretar la mandíbula y comenzar a soñar, sí. Y mañana ya veremos...


lunes, abril 28, 2008

Lugares de culto

Los críticos literarios de The Telegraph han escogido las cincuenta grandes obras de culto de la historia. He aquí las veinte primeras (el resto puede ser consultado a través de este link), y quien las vestiduras deba rasgarse, que proceda...

1) Slaughterhouse-Five de Kurt Vonnegut (1969)
2) The Alexandria Quartet
de Lawrence Durrell (1957-60)
3) A Rebours
de JK Huysmans (1884)
4) Baby and Child Care del Dr Benjamin Spock (1946)
5) The Beauty Myth de Naomi Wolf (1991)
6) The Bell Jar de Sylvia Plath (1963)
7) Catch-22 de Joseph Heller (1961)
8) The Catcher in the Rye de JD Salinger (1951)
9) The Celestine Prophecy de James Redfield (1993)
10) The Dice Man de Luke Rhinehart (1971)
11) Chariots of the Gods: Was God An Astronaut? de Erich Von Däniken (1968)
12) A Confederacy of Dunces de John Kennedy Toole (1980)
13) Confessions de Jean-Jacques Rousseau (1782)
14) The Private Memoirs and Confessions of a Justified Sinner de James Hogg (1824)
15) Dianetics: the Modern Science of Mental Health de L Ron Hubbard (1950)
16) The Doors of Perception de Aldous Huxley (1954)
17) Dune de Frank Herbert (1965)
18) The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy de Douglas Adams (1979)
19) The Electric Kool-Aid Acid Test de Tom Wolfe (1968)
20) Fear of Flying de Erica Jong (1973)

domingo, abril 27, 2008

Los gemelos golpean dos veces


A Mark Lanegan le dijeron de pequeño: "Quédate aquí, no te muevas...". Y él ahí sigue, impertérrito, sabedor (porque estas cosas siempre tienen truco) de que su vozarrón se sirve y se basta para controlar la situación a varios kilómetros a la redonda. Greg Dulli, en cambio, se había lanzado a conquistar el mundo (y las muchas mujeres que contiene) cuando su madre no había aún acabado de decir "estate quiet...". Es por ello que la unión de ambos, bajo el lema de The Gutter Twins, arroja instantes de fuerzas que se restan, en los que el palo le puede ciertamente a la peonza. Pero también episodios de belleza sublime, sostenidos en el gesto malabarista del ex liberal afgano y el versificar brutal de quien en su día hizo gritar a los árboles. Memorable por todo ello, en definitiva, el concierto de anoche en la sala Razz...

(La imagen pertenece a un show tan francés como anterior y es propiedad de Lorène Lenoir.)

sábado, abril 26, 2008

"Street Kings" de David Ayer

Photobucket

Lo que le sobra: La bastante evidente (y ciertamente desfavorable) comparación con L.A. Confidential. Y que el espectador sepa lo que está sucediendo una hora antes de que el personaje de Keanu Reeves comience a darse de narices con ello.

Lo que le falta: Interés y tensión. Puesto que los ingredientes estaban ahí (guión de James Ellroy, casting la mar de arregladito...), la culpa parece toda del encargado de mezclarlos, un David Ayer "recordado" por los guiones de The Fast and the Furious, S.W.A.T. y la muy sobrevalorada (pero más conseguida) Training Day.

Lo que tiene: Un plano magnífico (aquel en que Reeves aparece por encima de una nevera) y un gesto nihilista razonablemente desasosegante.


Photobucket

jueves, abril 24, 2008

Di più, di meno...

Noticia aparecida en El Periódico de Catalunya de hoy: durante sus escasos veintidós meses de existencia, el de Romano Prodi ha sido el Gobierno más efectivo de la historia italiana en lo que a lucha contra la Mafia se refiere, con un total de 2.220 detenciones. ¿Cómo iba a durar más, saboteando de esa manera a la principal empresa del país?


Más de 1.400 ejemplares...

...se han vendido en dos años de las dos ediciones, en castellano y catalán, de El tiempo de los sueños. Sabedor de que es lectura (esperemos que no demasiado) obligatoria en varias escuelas, este ladrador crepuscular ha creado un blog para que los alumnos que necesiten recabar información sobre el libro puedan dirigirse a su autor. Su link, más o menos aquí.

Photobucket

miércoles, abril 23, 2008

Famous Last (but one) Words (146)

"Ah, me estás dando claves falsas sobre tu nombre..." - Sujeto entre italiano y francés, pero definitivamente beodo, que durante la Qué Leer Party de anoche insistió en confundir a este ladrador crepuscular con un famoso (se rumorea que con Santiago Segura) y que respondió con estas palabras (y una actitud conspirativa digna de Top Secret) al intento del susodicho ladrador crepuscular por presentarse e identificarse debidamente.


domingo, abril 20, 2008

DEP


Daniel Paul "Phantom" Federici (1950-2008), miembro de la E Street Band.

La importancia del punto de vista y pasta

"Yo siempre dije que para una lombriz un plato de espagueti es una orgía." - Eduardo Galeano durante la entrevista que con él mantuvo este ladrador crepuscular el pasado miércoles.

(Buscando cómo ilustrar este breve y anecdótico -aunque cargado de sabiduría- post, doy con la hasta ahora por mí desconocida Church of the Flying Spaghetti Monster, culto pastafarianista al que sin duda acabaré asociándome tarde o temprano...)


Photobucket

viernes, abril 18, 2008

Famous Last (but one) Words (145)

"We were drinking and what doesn't happen when you're drunk?" - Yuri Lyalin, ciudadano ruso de 53 años que regresó en autobús de una noche de fiesta con compañeros de trabajo, subió a su casa, se comió una salchicha y se acostó a dormirla... para que, dos horas más tarde, su mujer descubriera que tenía un cuchillo de quince centímetros clavado en la espalda.


miércoles, abril 16, 2008

Party time in L.A.!


No es aún lo que quizá acabe siendo. Pero tampoco deja de representar un buen primer paso, acabar la temporada regular en lo más alto de la clasificación de Conferencia. Título honorario que se traduce en (he aquí la de cal) contar con el factor campo hasta una hipotética final y (la de arena) enfrentarse a Denver o Dallas en la ronda a iniciar la semana próxima. Pero así es el Oeste, amigos, salvaje y fascinante. Y que la fiebre amarilla se adueñe definitivamente de él, pues el anillo de campeón de la NBA podría dirimirse ni más ni menos que con Boston. Oh, los recuerdos...

Regalo maníaco-callejero-predicador

Photobucket

Manic Street Preachers en el Big Day Out Festival de Melbourne, 1999. Y también aquí, claro:

MSP's Big Day Out!



martes, abril 15, 2008

El blues de los All Blues

Photobucket

Quien tenga dos nociones de ladradoría crepusculadora ha de saber y sabrá de la pasión que servidor siente por la balompédica disciplina, ya sea a la hora de jugarla ya a la de visionarla. Periodista en horario matinal y novelista de madrugada, entre dos y tres tardes por semana las dedico a vestirme de corto para arrastrarme con más voluntad que gloria por esos campos de Dios, osadía articulatoria de la que históricamente había dado cuenta en una serie de blogs para lelos.

Sucede, a todo ello, que mis compañeros de partidos luneros y frecuentemente cascabeleros venían insistiendo en que tropiece por enésima vez con tal piedra. Y, aprovechando la buena marcha del equipo, he decidido volver a zambullirme en las procelosas aguas de la crónica deportiva. Caso de que hayas de mostrarte igualmente irreflexivo, puedes, oh lector crepuscular, repasar las aventuras (pocas) y desventuras (bastantes) de la última transformación del fútbol siete fotogramero más o menos aquí:

All Blues Blues


Famous Last (but one) Words (144)

"I am obviously being targeted by extraterrestrials. I don't know what I have done to annoy them but there is no other explanation that makes sense. The chance of being hit by a meteorite is so small that getting hit five times has to be deliberate..." - Radijove Lajic, ciudadano bosnio cuya casa ha sufrido hasta la fecha, en efecto, el impacto de cinco meteoritos. Amén de sentirse víctima de una conspiración extraterrestre, Lajic ha reforzado con acero el tejado de la vivienda.


lunes, abril 14, 2008

Cuando el arte muerde


El Shibboleth de Doris Salcedo en la Tate Modern y en imagen tomada (e ignoramos hasta qué punto diseñada) por Ewa Iwaszuk...

"Sale el espectro" de Philip Roth

Porque la vida es literatura, y la literatura sueño es: una farsa que se vive como real, una realidad que gusta de disfrazarse, juego de espejos enfrentados que podríamos estar analizando hasta el mismísimo día del Juicio. Intentaremos resumirlo… Nathan Zuckerman es espectro en cuanto recurrente alter ego narrativo de Philip Roth. También porque aquí, septuagenario, tras romper con once años de retiro campestre para regresar a Nueva York a fin de recuperar la juventud perdida (o, cuando menos, el control sobre su vejiga, intervención quirúrgica mediante), se descubre mero apuntador en un torbellino de obras de teatro ajenas; en lo público se muestra indiferente a unas elecciones que la ciudad vive como tragedia (¿qué representa la reelección de George W. Bush para quien leyó los periódicos del día después de Pearl Harbor y el asesinato de John F. Kennedy?), mientras que en lo privado no alcanza a confesar su deseo por una escritora treintañera más que a través de los diálogos que cada noche redacta compulsivamente en la habitación de su hotel, textos que se presentan bajo el desnudo, primordial lema de Él y ella. Ya ven, once años viviendo para escribir y una semana escribiendo por ser incapaz ya de vivir. No es la única ironía de que hace gala esta novela inmensa, flagrantemente literaria.

Roth, junto a DeLillo el autor norteamericano vivo mejor dotado para dar medida narrativa a los tiempos que le han sido contemporáneos, maestro a su vez en el noble arte de describir el propio ombligo (cuando no los genitales), lleva tres décadas recurriendo a Zuckerman tanto para lo uno como para lo otro, lo mismo a la hora de pasar revista a los Estados Unidos de la felación presidencial que para hacer ficción de las presiones que en su momento le conllevó el polémico éxito de El lamento de Portnoy. Ahora, cuando el sexo es un callejón sin salida que revela la cercanía de la muerte, “el escritor fantasma” regresa para regocijo de navegantes y admonición de estudiosos. Cojea, por infantil, la construcción del personaje del joven e impetuoso biógrafo, si bien de sus intenciones para con Lonoff/Malamud brota el genio último de la obra: Roth es Zuckerman pero Zuckerman no es Roth, y viceversa. Tal y como la vida se torna en ocasiones fábula pero la fábula no suele convertirse en vida, y cuán ridículos quienes se crean capaces de explicar la realidad desde la letra escrita. Granos de sémola literaria entre granos de arena vital. Los de una playa soñada a orillas del Hudson, claro.

(Esta reseña ha aparecido en el número de abril de Go Mag)

domingo, abril 13, 2008

"Sólo en la Argentina, viejo"

Es el título provisional, aka "Proyecto 2008" si hemos de ponernos cloverfieldianos, del libro en el que estoy trabajando. Más de 10.000 palabras ya (cerca de 35 páginas) de novela negra ambientada en la Argentina hiperinflacionaria de finales de los 1980 y protagonizada por tres hermanos de ascendencia rusa con ganas de reeditar cierta fábula de Silvio Rodríguez. Como temas principales: la venganza, la familia, el cancherismo... La trama principal me la sugirió, por cierto, un suceso real acaecido a finales del año pasado en China; la secundaria, un suceso no menos real y no menos acaecido en una cárcel norteamericana hará un par de meses. Seguiremos informando, espero...


viernes, abril 11, 2008

Largos inviernos, blogs hilarantes

Photobucket

Los inviernos de Seattle son largos. Largos y duros. Tan largos y tan duros que los habitantes de Seattle harán lo que sea con tal de pasar el tiempo. Algunos incluso crean blogs. No contentos con ello, se dedican a escribir, los llenan de palabras y frases y párrafos y, a veces, incluso ideas. Tal es el caso del amigo John Roderick, a cuyos hilarantes desvaríos cibernéticos he llegado por medio de la sardina chocolatada. Sírvete leerlos, oh lector crepuscular, a partir de este simpático enlace:

Roderick Reverbs!


Vencidos por la vulgaridad

"¡Italia es un desaparecido! En 50 años no ha existido arquitectura, la precariedad de la inteligencia se ha hecho norma, las mammas siguen siendo grandes castradoras, los profesores ganan menos que los obreros, nadie respeta la escuela, y hay que defender a los profesores de los idiotas de los padres. No es posible refundar el país, porque la decadencia no es económica, es moral y se emite a todas horas por televisión. Hemos sido vencidos por la vulgaridad. Moriremos elegantes, vestidos a la última moda, vulgares, vacíos e idiotizados por dentro."

Oliverio Toscani en El País de ayer.


miércoles, abril 09, 2008

"The Mist" de Frank Darabont

Photobucket

Lo que le sobra: La primera aparición de los monstruos (tentáculos, no les digo más...) y cierto tono de telefilm en su parte central.

Lo que le falta: Un actor principal con mayor capacidad dramática que Thomas "carasoufflé" Jane y cierta claridad de ideas en el número de gente que queda encerrada en el supermercado (los secundarios van y vienen, aparecen y desaparecen sin demasiado criterio).

Lo que tiene: Unos muy decentes e inquietantes primeros diez minutos. Un buen desarrollo dramático, puntuado por la progresión del personaje de Marcia Gay Harden hacia el título de (insoportable) reina de la función. Una secuencia aterradora (la de la farmacia, puro Aliens). Y el final más espectacularmente demoledor que este ladrador crepuscular recuerde en una producción de voluntad masivamente popular.

Photobucket

Leído al pasar

"Barça - Echalke, 20:45" - En la pizarra de un bar de la Gran Vía de Carlos III (mientras los "echaldos" de la Champions sean ellos, los alemanes, todo bien...).

martes, abril 08, 2008

lunes, abril 07, 2008

174

Es el número de animales fallecidos en Inglaterra y en el plazo de un solo año durante el transcurso de carreras de caballos. Desde aquí, por ello, una humilde, ladradora propuesta: que en adelante tan noble deporte se celebre à la Monty Python, con el jinete botando sobre sus propios cuartos traseros y un asistente simulando el sonido de los cascos (este último sería el encargado de rematar al primero caso de sufrir un accidente que le provocara gran padecimiento).

"The Band's Visit" de Eran Kolirin

Photobucket

Si estos tiempos que corren son malos para la lírica, para la música árabe tradicional y orquestal ni les cuento. Es así que, a su llegada a Israel, la banda de la academia de policía de Alejandría se descubre sin autocar que la reciba, ignorada por la embajada egipcia y en definitiva abandonada a su suerte, obligada a hacer noche en una localidad desértica (en el censo y la geografía) que no es la que debía acogerla originalmente. Esas pocas horas, no obstante, bastarán para alumbrar diversos episodios de comunión con la población local, nueva constatación de que la música y la bebida, la compañía y el deseo son ajenos a banderas y religiones.

No es la de La banda nos visita, en cualquier caso, una partitura de alegatos políticos o grandes apelaciones a los hombres de buena voluntad. Obra por el contrario austera, cimentada en los vacíos de una fordiana ciudad del desierto, se despliega alrededor de una decena de peripecias mínimas como sutilmente emotivas son las interpretaciones que les dan cuerpo. De ritmo sólido y melodía entrañable, esta pieza multipremiada en el circuito festivalero, desde Tokio hasta Cannes pasando por Varsovia, habrá de ser también una de las convidadas que mejor regusto dejen en la memoria anual de nuestra cartelera.

(Esta reseña ha aparecido en el número de abril de Go Mag)

domingo, abril 06, 2008

DEP


Charlton Heston (1924-2008) - Descanse en paz el de la izquierda, príncipe del más épico y dorado Hollywood (por su Technicolor, ¿vieron?); no tanto el vejestorio fascista y esgrimerrifles de la derecha, merecedor de que Michael Moore siga acosándolo por los tiempos de los tiempos, amén...


sábado, abril 05, 2008

Falling In Love Is Hard On The Knees (26)



No son Ediciones Vinoamargo pero si llegan a nacer en Badalona la competencia hubiera sido feroz... The Two Man Gentleman Band interpreta William Howard Taft. ¡Y banjos a mí!


viernes, abril 04, 2008

40 años

Photobucket

Martin Luther King, aquí retratado instantes antes de realizar su célebre discurso del Lincoln Memorial ("I have a dream today"), cayó abatido por los disparos de un francotirador hace hoy cuarenta años en un motel de Memphis.


Famous Last (but one) Words (143)

"We must not forget. Please do not forget." - Leon Greenman (1910-2008), único ciudadano inglés que fue enviado a Auschwitz -casado con una holandesa y residente en Rotterdam, ante la invasión nazi se deshizo de su pasaporte por miedo a represalias, ignorante de que el documento habría permitido a su familia cruzar el Canal de la Mancha en intercambio por prisioneros de guerra. Su esposa e hijo fallecieron en las cámaras de gas, y él dedicó sus últimos 43 años de vida a relatar su experiencia. Murió la semana pasada en la casa de Ilford en la que vivía solo desde el final de la guerra.


jueves, abril 03, 2008

La soledad del delantero patoso

Photobucket

No se trata de un titular autobiográfico sino referente a la jugada tonta, ridícula, patosísima de un partido de intensidad memorable, el que anoche disputaron, con unos cuartos de final de la Champions de por medio, los cañoneros del Arsenal contra los carroñeros del Liverpool. Se agotaba el segundo tiempo con empate a uno en el marcador cuando el enésimo ataque de los de casa estuvo a punto de terminar en gol. Nada fuera de lo común, una ocasión no culminada más para la colección, de no haber sido el delantero Nicklas Bendtner quien sobre la misma línea fue a rechazar el disparo de su compañero Cesc. ¿Intentó el danés darle de espuela sin reparar en que se encontraba en fuera de juego? ¿O pretendía simplemente apartarse y cayó víctima de una trampa tendida por sus quilométricas extremidades? Sea como fuere, no querríamos encontrarnos en la piel de Bendtner si el Arsenal cae eliminado dentro de una semana y él va a cruzarse en el camino de Nick Hornby...

A todo ello, puedes descargar el vídeo de lo arriba relatado, oh lector crepuscular, más o menos a continuación:

Bendtner piernas largas, 02/04/08.


González, ¿el nuevo Haro Tecglen?

Le ha costado un par de semanas hacerse al formato, pero Enric González está logrando ya que la última página antes de la programación televisiva de El País vuelva por sus fueros. Textos como el que dedicaba ayer a las afinidades nazis del mundo de la Fórmula-1 podrían por fin llenar el vacío que para el columnismo culto y humano y relativista y moral (aunque presentado bajo la siempre vil excusa catódica) dejó el grandísimo Eduardo Haro Tecglen. Amén.

miércoles, abril 02, 2008

Sound and Vision

Más listas, más polémica… Ahora es la CNN quien ha escogido las diez grandes confluencias de música pop y cine; esto es, las diez secuencias más íntima y gloriosamente ligadas a las canciones que les sirvieron de banda sonora. Helas aquí:

10. Lust for Life de Iggy Pop / Renton nos explica las verdades de la vida en Trainspotting (Danny Boyle, 1996).
09. We’ll Meet Again de Vera Lynn / Apocalipsis nuclear final (valga la redundancia) en Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (Stanley Kubrick, 1964).
08. Needle in the Hay de Elliot Smith / Richie Tenenbaum se prepara para suicidarse en The Royal Tenenbaums (Wes Anderson, 2001).
07. In Your Eyes de Peter Grabriel / Lloyd intenta seducir a Diane con un loro años 1980 en Say Anything (Cameron Crowe, 1989).
06. Tiny Dancer de Elton John / Epifanía comunitaria de la banda en el autobus de gira en Almost Famous (Cameron Crowe, 2000).
05. Waterloo de ABBA / Muriel y Rhonda triunfan en el show de nuevos talentos en Muriel’s Wedding (P.J. Hogan, 1995).
04. The End de The Doors / El capitán Willard a la espera de una nueva (horrorosa) misión en Apocalypse Now (Francis Ford Coppola, 1979).
03. Layla de Eric Clapton / Truculenta serie de asesinatos en Goodfellas (Martin Scorsese, 1990).
02. Stuck in the Middle With You de Stealers Wheel / El Sr. Rubio ejerce de barbero patoso con-oreja-en-mano en Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992).
01. Born to Be Wild de Steppenwolf / Desparrame motero inicial en Easy Rider (Dennis Hopper, 1969).


martes, abril 01, 2008

All you need is rock!

Stephen King ha escogido para Entertainment Weekly las mejores veinticuatro canciones de la historia del rock. Lista que reproducimos a continuación para fervor polémico y ladrador de nuestros lectores crepusculares:

24. In-A-Gadda-Da-Vida - Iron Butterfly
23. Dead Flowers - The Rolling Stones
22. Needles And Pins - The Searchers
21. I Get Around - The Beach Boys
20. On The Dark Side - John Cafferty And The Beaver Brown Band
19. You Never Can Tell - Chuck Berry
18. I Want To Help You Ann - The Lyres
17. Long Cool Woman In A Black Dress - The Hollies
16. Don't Be Cruel - Elvis Presley
15. Ain't No Fun (Waiting Round To Be A Millionaire) - AC/DC
14. Sixty Minute Man - The Dominoes
13. Mass. Ave. - Willie Alexander
12. The Girl Can't Help It - Little Richard
11. She Loves You - The Beatles
10. A Big Hunk O' Love - Elvis Presley
9. Bip Bop Boom - Mickey Hawks
8. Let's Have A Party - Wanda Jackson
7. New Orleans - Gary U.S. Bonds
6. Ramrod - Bruce Springsteen
5. C'mon Everybody - Eddie Cochran
4. Stupid Cupid - Connie Francis
3. Mystery Dance - Elvis Costello
2. Burning Love - Elvis Presley
1. Anarchy In The U.K. - The Sex Pistols

"Tannöd" de Andrea M. Schenkel

Muerte y morbo, misterio y memoria confluyen en la masacre de Hinterkaifeck, caso real acaecido allá por 1922 en una granja bávara y del que viene a dar fe (aunque ambientándolo en la siguiente posguerra) este Tannöd, novela alemana más vendida de 2006, también mejor obra negra y germana de ese año si al galardón Krimi-Preis debemos hacer caso, que significaba el debut de Andrea M. Schenkel. Autora que opta por un punto de vista coral a fin de que cada pieza del puzle de Hinterkaifeck halle su reflejo literario cual si de los avances de una auténtica pesquisa criminal se tratara: la extraña ausencia del granjero y los suyos en el servicio dominical, el hallazgo de los cadáveres, las habladurías (en ocasiones bastante acertadas) propias del populacho… Una técnica ambiciosa que da lugar a ciertas debilidades narrativas pero que a su vez hace crecer la obra al amparar no pocas reflexiones sobre cierta sociedad germana de los años inmediatamente posteriores al hundimiento: la rural, de profunda religiosidad y aún cierto apego al régimen de la esvástica. Algo más allá, Schenkel se atreve incluso a señalar tanto un falso culpable como un sorprendente responsable real para el asesinato jamás solventado. Y el balance no deja de apuntar hacia una novela si breve dos veces correcta, menos ingenua de lo que se pretende, una nueva ejemplificación de la banalidad del Mal y las muchas criaturas inocentes que se puede llevar por delante en la más repentina y estúpida de sus manifestaciones.

(Esta reseña ha aparecido en el número de abril de Qué Leer)