jueves, abril 29, 2010

Desde ya en su quiosco más cercano...




De Marion Cobretti a Robocop

En uno de sus semanales listados, We Are Movie Geeks ha escogido las diez grandes extravagancias en forma de película de acción de los 1980, década que parece haber regresado antes incluso de acabar de irse... Este ladrador crepuscular considera, por la memoria de Menahem Golan y Yoram Globus, que no procede mezclar clásicos como los números 1,3,4 y 6 con el resto, pero el top-10 es el que es:

10) Cobra de George Pan Cosmatos (1986)
9) Commando de Mark L. Lester (1985)
8) Invasion USA de Joseph Zito (1985)
7) Savage Streets de Danny Steinmann (1984)
6) First Blood de Ted Kotcheff (1982)
5) Death Wish 3 de Michael Winner (1985)
4) Predator de John McTiernan (1987)
3) Mad Max 2 de George Miller (1981)
2) The Killer de John Woo (1989)
1) Robocop de Paul Verhoeven (1987)

Photobucket

miércoles, abril 28, 2010

Noche de rabia, noche de arte

"...el portugués [Mourinho] tiene toda la pinta de ser por naturaleza un resentido, peleado con el mundo, como lo es, manifiestamente, Alex Ferguson. Guardiola, en cambio, parece que no. La suerte es que en este preciso momento, tras la peor derrota de su mandato, sí lo es. Como también lo son sus jugadores. Se les cuestiona por primera vez en mucho tiempo, tienen el orgullo dolido y en el partido de vuelta del miércoles les poseerá un deseo desesperado de reivindicarse frente al mundo. (...) si los que salen al campo con la dosis de resentimiento más alta son los del Barça, suyo será el triunfo en la batalla del Camp Nou."
Lo decía John Carlin en un editorial titulado El mundo es de los resentidos y aparecido en El País del pasado domingo. Este ladrador, tan crepuscular como azulgrana, comparte a medias su parecer. La hemeroteca nos dice que, durante la era Guardiola, al Barça se le han dado mal los encuentros con una gran carga emocional (Espanyol, Real Madrid en casa...), mientras que la tranquilidad de espíritu le ha permitido diseccionar en vivo y en directo, sin ir más lejos, a esa auténtica bestia que era el ManU de CR9. Aquéllo valió una Champions. Alcanzar la oportunidad de repetirla requerirá de fuerza y de rabia, sí, no en vano hay un equipo de la ganadería Mou delante, pero también de lucidez y, teniendo a Xavi y Messi de nuestro lado, disculpando ustedes lo castizo de la metáfora, mucho pero que mucho arte.



lunes, abril 26, 2010

"Lost. Season 6" según Ty Mattson (1)



De izquierda a derecha, de arriba a abajo, los primeros seis capítulos de la última temporada de Lost vistos por Ty Mattson.


Pinchar, tal vez hacer bailar...


El pasado sábado, con motivo de la cuarta edición de la Drac Party, este ladrador crepuscular ejerció una vez más de DJ (o Selector, ya que no se dio al scratch ni al sampleo salvaje en ningún momento) junto a su amigo y compañero de mesa mezcladora Otto Skywalker. A continuación, un muy personal top-10 de temas que añadió a su bolsa de CDs con respecto a anteriores sesiones (no todos fueron pinchados, pero a la que me den el más mínimo resquicio...):

10) No controles de Stereo Total
9) Brilla como una estrella de Klaus & Kinski
8) Clap Your Hands Say Co de DeVito
7) Drunk Girls de LCD Soundsystem
6) Paradise City de Guns N'Roses (fue el antepenúltimo tema de la velada, en ese momento tonto en que el público no lo sabe pero desde la barra te indican que la cosa debe irse acabando, y resultó catártico para algunos, según lo esperado, pero marcó un notable anticlímax para otros, algo de lo que cabe tomar nota.)
5) I Love Rock N'Roll de Joan Jett and the Blackhearts
4) Río por no llorar de Delafé y las Flores Azules
3) El incendio de Sidonie
2) Austere de The Joy Formidable (el primer tema de la noche, ideal para encauzar una hora de rock y brit pop.)
1) Rocket de Goldfrapp (abrió la segunda tanda y marcó a la perfección su tono bailable sin conducir a un éxtasis precipitado.)


domingo, abril 25, 2010

¿Parecido razonable?

(Nos referimos a esta noticia, claro. Y veremos, veremos...)


Apoteosis del plano-secuencia (3)




El proyecto University LipDub, cuyos dos primeros vídeos reprodujimos ladradora y crepuscularmente aquí y aquí, anda ya por las cuarenta y pico entregas (véase su página web). Pero la fiebre afecta ahora también a escuelas secundarias y, entre ellas, nos parece reseñable el esfuerzo de los norteamericanos chavales de la Shorewood High School de Shoreline, estado de Washington.


viernes, abril 23, 2010

"Fantastic Mr. Fox" de Wes Anderson


Photobucket
Para ulular lastimeramente:
Que, por tratarse de una película animada y zoológica, pueda haber quien decida prescindir de esta pequeña maravilla.


Para aullar efusivamente:
Su síntesis perfecta entre actitudes infantiles e interpretaciones adultas. La destilación que de ella se deriva: 87 minutos de wesandersonismo condensado que en absoluto traicionan el universo de Roald Dahl y que a la vez desprenden un delicioso aroma a Aardman. Las voces (originales), especialmente las de George Clooney y Meryl Streep como Mr. y Mrs. Fox, sin olvidar a un generoso Willem Dafoe en su acostumbrado papel de rata. Y la mágica belleza de secuencias como la de la "catarata".

El juicio crepuscular:
Podríamos subirnos a un taburete, voguear el brazo derecho, recoger todos los dedos de esa misma mano salvo el índice y, esgrimiendo el susodicho, darnos a una apología del cine tradicional en tiempos digitales que mucho tendría que ver con los parentescos etimológicos entre "moción" y "emoción"; con la escasa relación, de momento, entre 3-D y profundidad. No lo haremos porque toda teoría se queda corta ante este ejercicio de deliciosa artesanía, un film que invita a ser visionado antes que comentado. De vuelta a una caseta que hoy sentimos más madriguera que nunca, eso sí, elevamos el hocico cual brindis al horizonte y asentimos tan melancólicos como satisfechos.

Photobucket


miércoles, abril 21, 2010

Fue hace hoy 100 años...



...que falleció el gran Samuel Langhorne Clemens, aka Mark Twain, escritor de cabecera de este ladrador crepuscular en sus días de cachorro junto a los no menos mayúsculos (pero sí algo más zoológicos) Horacio Quiroga y Rudyard Kipling. Años ha que no leo al primero y hoy celebrado, aunque estoy bastante seguro de que el recuerdo y el cariño no se resentirían una sola gota (de Mississippi, claro).


martes, abril 20, 2010

El declive del estadio texano



Arriba, sucesión de tres fotografías que reproducen la demolición, el pasado 11 de abril, del Texas Stadium, hogar durante los últimos treinta años de los Dallas Cowboys. Abajo, superposición de las tres imágenes realizada y photoshópicamente tratada por este ladrador crepuscular.



EmoLoveStory - Chapter 13




lunes, abril 19, 2010

Dispongo de verbo, luego existo

"Quiero que piense en ese constructo dialéctico de palabras que le conforma a usted, en la galaxia de palabras pixeladas que me compone a mí, y quiero que un día de estos vuelva usted a conectarse para verme y me diga, con sinceridad, qué es lo que nos diferencia a ambos como sujetos sintientes y sufrientes; qué nos separa, si ambos vamos y venimos de continuo entre la existencia y el vacío. Todos nosotros, al final, somos apenas máquinas de ser, cajas de lenguaje deseante, textos solitarios reescribiéndose a sí mismos, con tierna pero idéntica sorpresa."
Nautilus durante su diálogo a lo "he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta Tannhäuser" del Alba Cromm de Vicente Luis Mora (Seix Barral, 2010).

The Art of Alberto Mielgo


(Más obras del artista madrileño en su hiperrealista página web)


domingo, abril 18, 2010

Falling in Love is Hard on the Knees (48)



Brett Domino se multiplica hasta la extenuación para insinuarnos más o menos que Justin Timberlake podría estar siendo víctima de la sobreproducción (tal y como este ladrador crepuscular acaba de ser víctima del perifrasismo verbal)...


sábado, abril 17, 2010

Constatación sabatina


Desde 2004, entre el 11-M y Gürtel, el Partido Popular ha acusado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y al estamento judicial de corrupción y terrorismo; ha promovido una demanda, además, que ha metido al Tribunal Constitucional en el peor embrollo de su historia reciente: en lo que a esferas afines se refiere, ya sólo le queda enemistarse con la Iglesia... El famoso llaverito franquista del policía valenciano en El Cabanyal, ese "no se os puede dejar solos" del Caudillo, no debe escandalizar en cuanto no parece dirigido a toda España: tan sólo a su derecha política.

Atardeceres de Gràcia (4)




jueves, abril 15, 2010

15 seductores legen... ¡darios!


En el blog de Koldcast TV han escogido a los quince grandes casanovas del cine y la televisión. Lista de discutible ordenación pero irrefutable número uno que vendría a ser la siguiente:

15) Sebastian Valmont (Ryan Philippe) en Cruel Intentions
14) Alex Hitchens (Will Smith) en Hitch
13) Casanova (Heath Ledger) en Casanova
12) David Wooderson (Matthew McCounaghey) en Dazed and Confused
11) Vincent Chase (Adrian Grenier) en Entourage
10) Will Banks (Will Smith) en The Fresh Prince of Bel Air
9) James Bond (Sean Connery)
8) John Shaft (Richard Roundtree) en Shaft
7) Alfie (Michael Caine) en Alfie
6) Charlie Harper (Charlie Sheen) en Two and a Half Men
5) The Fonz (Henry Winkler) en Happy Days
4) Austin Powers (Mike Myers)
3) Ron Burgundy (Will Ferrell) en Anchorman: The Legend of Ron Burgundy
2) Don Draper (John Hamm) en Mad Men
1) Barney Stinson (Neil Patrick Harris) en How I Met Your Mother

Photobucket

martes, abril 13, 2010

50 coches de película


(Esta obra de cinefilia motorizada pertenece a Juan Pablo Bravo, diseñador gráfico chileno al que se puede seguir a través de este blog.)


El arte según Michael Chabon

"Every work of art is one half of a secret handshake, a challenge that seeks the password, a heliograph flashed from a tower window, an act of hopeless optimism in the service of bottomless longing. Every great record or novel or comic book convenes the first meeting of a fan club whose membership stands forever at one but which mantains chapters in every city -in every cranium- in the world. Art, like fandom, asserts the possibility of fellowship in a world built entirely from the materials of solitude. The novelist, the cartoonist, the songwriter, knows that the gesture is doomed from the beginning but makes it anyway, flashes his or her bit of mirror, not on the chance that the signal will be seen or understood but as if such a chance existed."
Michael Chabon en Manhood for Amateurs. The Pleasures and Regrets of a Husband, Father, and Son (Fourth Estate, 2009)

lunes, abril 12, 2010

At-at...aque de humor


(Cortesía de un ilustrador de Chicago que responde al nombre artístico de Lunchbreath y que es dueño de esta página de Flickr.)


"American VI: Ain't No Grave" de Johnny Cash

Quizá haya diversas formas de vencer a la muerte. Quien esto firma correría a levantar el brazo derecho de Johnny Cash para declararlo ganador del combate, no tanto por seguir presente entre nosotros desde el otro lado de la tumba y sí más bien por la bella, melancólica, rotunda sabiduría con que aceptó que el tiempo se acaba para todos, para uno y para sus seres queridos; por recalcar que, aunque doloroso, está bien que así sea ya que no puede ser de otro modo; en definitiva, por la fuerza de espíritu, que no de pulmones, con que lo puso por cantado en cada uno de sus discos para American Recordings. Una serie de desnudez progresiva, que creímos finiquitada con el lanzamiento de los 79 temas de la caja Unearthed, y que aquí repite versiones sorpresa (el Redemption Day de Sheryl Crow), piezas de inspiración bíblica (I Corinthians 15:55), reinterpretación de clásicos country (el For the Good Times de Kris Kristofferson) y guiños gloriosos que posiblemente quepa adjudicar a Rick Rubin (nueva palmadita en la espalda del barbas), como ese cierre en clave de entierro vikingo a la hawaiana que es Aloha Oe.

(Esta reseña ha aparecido en el número de abril de Go Mag)

viernes, abril 09, 2010

Boris Bardin asoma la nariz


En cuanto lanzamiento de junio, Las tres balas de Boris Bardin aparece ya anunciada en el boletín de novedades de Random House Mondadori para este segundo trimestre del año.

(En la cita del libro, por cierto, hay un error: sobra el "para" de la segunda línea.)



"Lost" según Michael Blaine Myers Jr. (1)


(Aquí, la página web del ilustrador norteamericano)


miércoles, abril 07, 2010

"Green Zone" de Paul Greengrass: reflexión comparativa


Photobucket

Aunque ambientadas ambas en Irak durante la última invasión del país por parte de la coalición internacional que lideró el ejército estadounidense, Green Zone y The Hurt Locker (*) parecen películas diametralmente opuestas, la una dedicada a exponer el carácter legal pero inmoral de aquel conflicto y la otra interesada únicamente en mostrar la adicción de un hombre (y, por tanto, de cualquier hombre) a la guerra (es decir, a cualquier guerra). Las dos comparten, no obstante, un par de características que a la postre acaban hermanándolas. La primera es el trasfondo trágico de lo que narran, sea desde el descriptivo plano general (la sucesión de calles devastadas en una Bagdad a la que hemos llegado en pleno bombardeo) o desde la subjetiva sugerencia del primer plano (Jeremy Renner con la mirada perdida, incapaz de reconocerse en el supermercado donde está haciendo la compra ni en la compañía doméstica de su propia mujer e hija). Y la segunda es la traición final de dicho trasfondo trágico a partir de una muy norteamericana exaltación de la libertad individual de los protagonistas; esto es, sendos clímax donde el uso de la música o de la perspectiva de un actor secundario sobre la acción principal (la sonrisita que se dibuja en el rostro de Amy Ryan al recibir el mail de Matt Damon) confieren tintes épico-heroicos a una decisión que roza el larguero de la enfermedad mental (The Hurt Locker) y a un desenmascaramiento de la mentira que parece limpiar de culpa no a sus promotores pero sí a quienes fueron cómplices de la misma (comenzando, precisamente, por el personaje de Amy Ryan). En el caso de The Hurt Locker, tal inadecuación se traduce apenas en un desliz dramático. Pero, en lo que a Green Zone respecta, atenta de forma flagrante contra el reparto de responsabilidades que venía estableciéndose y conduce al fracaso moral de la película. Por decirlo de otro modo, la verdad prevalece e ilumina el lado norteamericano de la historia mientras Irak sigue hundiéndose en una mierda que sólo salpica a las manzanas podridas de la administración Bush Jr. “Nos engañaron”, se disculpa el Cuarto Poder. “Nosotros no somos Bourne”, asiente el populacho. Igual que el noventa por ciento de la Alemania 1933-1945 ignoraba lo que hacían los nazis, ¿verdad?

(*) Véase aquí la crítica ladradora-crepuscular del oscarizado film de Kathryn Bigelow.


lunes, abril 05, 2010

Sobre fines novelescos y principios críticos

La semana pasada, la página de Facebook de nuestra amiga Laura Fernández (dueña desde hará un mes, por cierto, de un blog, éste, que conociéndola nos dará más de una y más de dos alegrías) fue escenario de una polémica a vueltas con la novela Fin de David Monteagudo. Laura enlazó una crítica de Josep Anton Muñoz en Revista de Libros (ésta) para celebrar que alguien por fin desenmascarara lo que ella calificó de gran bluf. Acto seguido, Llucia Ramis y Javier Blánquez, entre otros, se mostraron de acuerdo con la idea de un libro hinchado más allá de sus estrictos méritos literarios, mientras Manu González (autor en Qué Leer de una reseña a favor, ésta) salía en defensa de la obra. Desgraciadamente (para el lector crepuscular que se enfrente a estas líneas), no llegué a tiempo de entrar en el diálogo, pues éste fue eliminado. Y las varias ideas que quedaron orbitando a mi alrededor, necesitadas de una salida centrífuga, han acabado conformando la siguiente sucesión de puntos:

1) La trayectoria personal de Monteagudo -que si trabajador en una fábrica de cartones, que si autor tardío y demás blablablá- es mera anécdota periodística que sirve para vender personaje, mas no novela. Puede cansar su repetición en los medios, pero dudo que a alguien le llegue a gustar Fin por ella (en cambio, se me antoja bastante más posible que se acceda a Fin hastiado por el eco periodístico).
2) La crítica de Josep Anton Muñoz, en efecto, dedica más espacio a tratar las circunstancias que precedieron a su lectura de la novela (y que quizá la motivaron), a manifestar su desencuentro respecto a ese caldo de sensaciones a priori, que a analizar la novela misma. El texto carga contra el fenómeno sociológico antes que contra la obra. Su desagrado apenas se justifica desde lo literario.
3) Y hay justificación literaria, desde luego. ¿Que el libro abusa del coloquialismo? Sí. ¿Que le sobran cincuenta páginas tranquilamente? Sí, y hasta setenta. ¿Que los personajes son esquemáticos? Sin duda.
4) El lector que considere insuperable tal colección de defectos está en su derecho de renegar de la obra y calificarla de bluf.
5) Hay otro tipo de lectores, y entre ellos me cuento, que más o menos han prescindido de las malas noticias para quedarse con las buenas y mejores. La construcción y desarrollo de la tensión. El suspense y el poder “visual” de capítulos como la visita a la casa de la urbanización o el encuentro con los galgos en la gasolinera. El absurdo lirismo trágico de la aparición del tigre (¿William Blake versus los osos polares de Lost?). La elegancia y sugerencia de un final no tan abierto (o gratuito) como sostuvo Antonio G. Iturbe en una entrada del blog de Qué Leer
6) A estas alturas de la partida, no deja de sorprenderme que una diferencia de parecer ampare ataques personales. Como si el criterio de los unos debiera prevalecer y debiera hacerlo además sobre el descrédito de los otros. Como si no hubiera diferentes libros para cada lector y diferentes lectores para cada libro. Pienso en los comentarios que amparó la tampoco muy positiva entrada de Lector Malherido sobre la obra, en los que se buscaban oscuras maquinaciones comerciales a la columna de Ricard Ruiz en El Periódico que prácticamente inauguró la fiebre Monteagudo. ¿No será que Ricard Ruiz disfrutó con la lectura y, sencillamente, manifestó su agrado?
7) De forma paralela, desencajo la mandíbula ante quienes atacan a los activistas pro-Fin tachándolos de groupies de la editorial Acantilado. La lógica, señores, dicta precisamente que el groupie de Acantilado debería renegar de un título que se aleja tanto de la línea habitual del sello: Fin es, a ídem de cuentas, un best seller fantástico, bastante por encima de la media, pero best seller fantástico.
8) El tiempo (y, con él, la Academia) suelen dictar sentencia. Que impartan justicia ya es otra historia. En espera de su fallo, que cada cual busque la sombra de la crítica que más le apetezca. Pero tengamos la madurez intelectual de aceptar que todo es defendible y todo es atacable, a menudo desde idéntica posición. La mitad de los perros que le ladran al crepúsculo celebran el fin de la jornada; la otra mitad intenta repeler la noche por miedo a la oscuridad.

sábado, abril 03, 2010

viernes, abril 02, 2010

París a través de la ventana


La fotografía que preside estas líneas pertenece, de hecho, al fotógrafo especialista en panorámicas Arnaud Frich (aquí, su página de Internet). Pero nos sirve sobre todo para ilustrar otra web, la del proyecto Paris 26 gigapixels: una colección de 2.346 imágenes de la capital francesa que, superpuestas, permiten acceder a un visionado de la ciudad en 360 grados y a una resolución de 354.159 x 75.570 píxels. Como para sentirse gárgola nôtredamera frente a la pantalla, oigan...