jueves, marzo 31, 2011

"Sucker Punch" de Zack Snyder

Photobucket


Para ulular lastimeramente:

Que tenga menos sentido del humor que un samurái, robotizado o no. Que muestre menos emoción que un soldado zombi, a las órdenes del Kaiser o no. Que cualquiera de los citados samuráis-robot y zombis armados y alemanes exhiba mayor carácter y profundidad que las cinco actrices principales juntas, y decimos "actrices" por no ceder a un bastante más despectivo (pero notablemente más adecuado) "cachos de carne" -y caemos en lo de "cachos de carne" pese a que la historia jamás llega a desarrollar su apartado más Burlesque.


Para aullar efusivamente:
Quizá le cueste un mundo crear
personajes pluridimensionales (la rigidez espartana ya no es excusa, amigos), pero Zack Snyder tiene su qué dirigiendo y le suma dos o tres puntos cuando se pone estupendo; esto es, esteticista. La historia central pecará de lenta y evidente (no la han parido Alan Moore ni Frank Miller, claro), pero el prólogo es un notable videoclip y el epílogo alumbra su chispita de interés, todo un incendio habida cuenta la oscuridad precedente. Su coherente banda sonora. Y una cosa más: Scott Glenn, la presencia más simpática de la función.

El juicio crepuscular:
La fantasía como solución para escapar a una realidad que nos supera: lo pillamos. A partir de ahí, ¿tiene algún sentido que esas ficciones sustitutivas aboquen al bostezo, que su brillantez visual no alcance en ningún momento a esconder su vacuidad narrativa? Una crítica francesa ha destacado: "Con Sucker Punch nace el porno geek". Lo mismo exactamente sostenía el hermano de este ladrador crepuscular al abandonar los cines Icaria, habida cuenta el apareamiento entre la heroína con uniforme de colegiala y las espadas tradicionales niponas, su enfrentamiento en forma de videojuego a huestes de muertos vivientes y los guiños diversos a El Señor de los Anillos, Misión: Imposible, cualquier saga con dragones de por medio... Si de establecer una serie de homenajes se trataba, Snyder triunfa plenamente: dan ganas de regresar a los originales para olvidar lo antes posible este sucedáneo. Otra opción es volver a celebrar lo porno como signo de los tiempos. Y aún una tercera buena noticia: por mucho que se esfuerce, Sucker Punch jamás llegará a los niveles de intrascendencia de The Last Airbender.

Photobucket

martes, marzo 29, 2011

Decálogo crítico post-taolinesco

Ayer, este ladrador crepuscular vio publicada una suerte de reseña crítica del Richard Yates de Tao Lin (Alpha Decay) en Sigueleyendo.es (aquí, el enlace). Ello dio pie a una ristra de comentarios que no tardaron en trasladarse a la página de Facebook de la colección que ha publicado ese título, Héroes Modernos. Largo diálogo no exento de acidez que, a su vez, viene a motivar la siguiente reflexión final en forma de decálogo:

1. El crítico o reseñista tiene razón cuando alaba, rara vez cuando presenta una visión negativa de la obra en cuestión.

2. El punto 1 dejará de ser válido cuando convenga acusar al crítico o reseñista de amiguismo.

3. No es lo mismo verter una opinión en un medio “limpio” que en Facebook: cada perfil es la casa de uno y en casa uno tiende a sentirse insultado o faltado con mucha más facilidad.

4. Los puntos 1 y 2 resultarán, por tanto, mucho más evidentes a través de los comentarios de Facebook que en los de un post.

5. En cualquiera de los dos medios, no obstante, habrá quien responda a una elaboración de varios párrafos con un simple “lamentable” o un adjetivo paralelo: así de fuertes son los argumentos cuando no se explicitan.

6. Caso de insistir, comentarios mediante, en los aspectos que le han llevado a considerar negativamente un libro, el crítico o reseñista acabará, por concentración, ofreciendo una visión mucho más negativa de lo que inicialmente pretendía: lo (que a uno se le antoja) mediocre no es malo, es (o se le antoja) simplemente mediocre.

7. El punto 6 podría suponerle una acusación de ensañamiento o encono que él considere notablemente alejada de la realidad.

8. No importan las veces que el crítico o reseñista utilice fórmulas como “me parece”, subjuntivos o condicionales: tarde o temprano se le acusará de pretender tener la verdad y, por consiguiente, de exhibir una flagrante falta de humildad.

9. Pese al punto 8, resulta impracticable mantener un diálogo en el que cada participación venga precedida de la obviedad “en estos tiempos sin Dios ni verdades absolutas, toda vez sentada la arbitrariedad y subjetividad de la percepción humana, justificándome en el caudal de lecturas y estudios que detalla el currículo vital que esgrimo en mi diestra, procedo a opinar que…”.

10. La labor del crítico o reseñista, en definitiva, sólo tendrá valor cuando cumpla con el punto 1 sin caer en la sospecha del punto 2 o, en su defecto, cuando su opinión coincida en torno al setenta por ciento con la del lector.

Bourne, Jason Bourne...


(Este artículo ha aparecido en el número de marzo de Qué Leer.)

viernes, marzo 25, 2011

Famous Last (but one) Words (200)

"Porque la novela de Krmpotic, pese a lo que pueda parecer en un primer momento, es cualquier cosa menos previsible. Por hacer rebullirse al lector en el asiento con presencias difusas, soliloquios cargados de cinismo y estructuras retorcidas que hacen replantearse lo leído cada pocas páginas. Por una narración de un aparente "nuevo Western" con sudor, pocos héroes y mucho argentinismo. Porque hace pasar lo terrible por cotidiano, y de este modo vierte sin que nos demos cuenta toneladas de pobredumbre y la reflexión callada sobre la calidad de víctima de todo ser de este mundo." - Motivos del jurado de los premios Notodo.com para conceder a Las tres balas de Boris Bardin el galardón al mejor libro de 2011.

Coverin' the Classics (20)

jueves, marzo 24, 2011

martes, marzo 22, 2011

Fotogramas titulares (48)

Famous Last (but one) Words (199)

"...como no es igual la presunta actuación de la señora Ortega a que el secretario general de un partido político sea un corrupto, cobre comisiones, venda enmiendas de leyes a grupos de interés, premie con cargos a sus amantes y examantes y dedique dinero público a financiar su vida sexual, variada y extensa, ya me entiende de quién estoy hablando, ¿verdad, señor Duran?" - Parte de una entrada del blog de Alfons López Tena reproducida el 19/03/11 por El País. López Tena, se nos explica en ese artículo, es "el diputado de Solidaritat per la Independència que destapó el caso del currículum de Joana Ortega", vicepresidenta de la Generalitat que se las daba de psicóloga con un par de asignaturas menos de las exigidas. Este ladrador crepuscular aguarda ansioso a que: a) Josep Antoni Duran Lleida emprenda las preceptivas acciones legales contra tamaña acusación; o b) algún medio periodístico o institución judicial se lance a investigar su veracidad.

viernes, marzo 18, 2011

Un sueño

Me hallo en un crucero atlántico y tirando a septentrional. Durante una conversación nocturna, me comentan que el barco dispone de una piscina con agua de mar que se encuentra a una temperatura de menos cinco y expreso mis deseos de visitarla. A la mañana siguiente, bajo un sol espectacular, me descubro en una suerte de pedaló: lo conducen dos personas y yo estoy en la parte de atrás, una plataforma sumergida de cuatro o cinco metros de ancho, lo que me da la opción de hacer pie pero a la vez bañarme en algo más de metro y medio de agua (no tan helada, por cierto). A mi izquierda, de repente, veo a un inmenso siluro (que identifico como un Gran Blanco) atravesando la plataforma. Doy la voz de alarma y salimos a toda velocidad de regreso al barco. Corte a mi camarote. Me asomo y veo en la cubierta a varios periodistas que quieren entrevistarme y que ya están hablando con los conductores del pedaló, cuyos restos flotan despedazados en el agua. Ahí descubro que los conductores son mis padres y que yo soy una niña rubia.

Megamindismos


(V de Vendetta / Anonymous, Karate Kid y Obama, objeto de cómica referencia en la muy correcta Megamind de Tom McGrath.)

miércoles, marzo 16, 2011

Fotogramas titulares (46)

Famous Last (but one) Words (198)

"Un portavoz municipal sostuvo ayer que no es que el Ayuntamiento de Barcelona se haya quedado corto en sus previsiones; simplemente ocurre que ha ido a buscarlo mucha más gente de lo previsto." - De una pieza de Francesc Arroyo en El País del 11/03/11 acerca de los recipientes para reciclar aceite que con escaso acierto y en aún menor cantidad ha distribuido el Ayuntamiento de la Ciudad Condal (este ladrador crepuscular ignora si el gag por parte del periodista es voluntario: no es que llueva, es que cae agua del cielo).

jueves, marzo 10, 2011

My Own Private Top-10 John Landis Movies

Suma desde ya mismo 3.000 ladridos este blog crepuscular. Cifra milenariamente redonda que celebramos recordando los diez mejores films de John Landis. Y cuando decimos "recordando" decimos bien, habida cuenta la década larga de capa caída que lleva el amigo, depresión de la que la reciente Burke & Hare, con Simon Pegg y Andy Serkis, tampoco le va a sacar. Sea como fuere, que nos quiten lo a su lado reído e incluso temblado:

10) ¡Three Amigos! (1986)
9) The Kentucky Fried Movie (1977)
8) Blues Brothers 2000 (1998)
7) Into the Night (1985)
6) National Lampoon's Animal House (1978)
5) Spies Like Us (1985)
4) Thriller (1983)
3) Trading Places (1983)
2) An American Werewolf in London (1981)
1) The Blues Brothers (1980)

Photobucket

PD: No, no soy amigo de su etapa Eddie Murphy: Coming to America (aquí conocida como El Príncipe de Zamunda) y Beverly Hills Cop III me aburrieron profundamente.

martes, marzo 08, 2011

Fotogramas titulares (44)


Esto es, Samuel L. Jackson y Tommy Lee Jones encerrados en una habitación discutiendo sobre la vida, Dios y dos o tres cuestiones más, con guión de Cormac McCarthy (según su propia obra teatral) y bajo dirección del primero. Ladramos "festival interpretativo". Ladramos "tour de force". Luego bajamos la patita y la vida, Dios y dos o tres cuestiones más continúan sin mayores sobresaltos.

"Amor y obstáculos" de Aleksandar Hemon

Porque todos conocemos ya su peripecia de veinteañero bosnio al que el sitio de Sarajevo sorprende en Chicago, donde se instala para no sin dificultades acabar convirtiéndose en celebrado escritor en lengua inglesa (comparaciones con Nabokov incluidas), Aleksandar Hemon lleva dos libros buscando variantes. En El proyecto Lázaro se narró cazando una jugosa beca que lo llevaba a viajar a Ucrania tras el recuerdo de un inmigrante judío que, al poco de iniciarse el siglo XX, había escapado de la sartén del pogromo para caer bajo las llameantes balas del jefe de policía de Chicago. Y ahora, en Amor y obstáculos, entendemos que una vez más partiendo de lo autobiográfico, presenta una colección de relatos de anécdota por lo general austera, que orbitan en torno a personajes tirando a muy secundarios en su trayectoria vital pero que no obstante se las arreglaron para dejarle una impronta marcadamente agridulce, que le sugirieron tanto rechazo como compasión o, incluso, una admiración de corte pasivo-agresivo. Y es gracias a esos retratos, al vuelo que cobran el vate que le canta a las balas serbias que él mismo debe esquivar a diario, o la entrevistadora de pasado también balcánico (esto es, trágico), que estas historias un tanto desparejas acaban sumando en la carrera de un escritor dotado y torturado, que bien haría en dejar de tomarse como medida de todas sus narraciones para dar el salto definitivo que su talento le reclama.

(Esta reseña ha aparecido en el número de marzo de Go Mag.)

viernes, marzo 04, 2011

Roa, un Banksy belga y zoológico


(Aquí, el blog en el que el artista belga Roa da buena y gráfica cuenta de sus trabajos en ciudades como Varsovia, Londres, Nueva York, Zaragoza...)

jueves, marzo 03, 2011

Pérfida, cinematográfica Albión...

Los cineastas ingleses se pirran por el tándem Michael Powell - Emeric Pressburger. O al menos eso es lo que se desprende de la encuesta realizada por la revista Time Out a 150 profesionales de la industria del celuloide, cuyos resultados han determinado las cien mejores producciones británicas de la historia. Aquí, la lista completa. Y, en el siguiente párrafo, sus veinte primeros títulos:

20) Monty Python's Life of Brian de Terry Jones (1979)
19) Barry Lyndon de Stanley Kubrick (1975)
18) The Innocents de Jack Clayton (1961)
17) A Canterbury Tale de Michael Powell, Emeric Pressburger (1944)
16) Black Narcissus de Michael Powell, Emeric Pressburger (1947)
15) Withnail and I de Bruce Robinson (1987)
14) The Life and Death of Colonel Blimp de Michael Powell, Emeric Pressburger (1943)
13) The 39 Steps de Alfred Hitchcock (1935)
12) Brief Encounter de David Lean (1945)
11) Naked de Mike Leigh (1993)
10) Trainspotting de Danny Boyle (1996)
9) If... de Lindsay Anderson (1968)
8) Kind Hearts and Coronets de Robert Hamer (1949)
7) Performance de Nicolas Roeg (1970)
6) A Matter of Life and Death de Michael Powell, Emeric Pressburger (1946)
5) The Red Shoes de Michael Powell, Emeric Pressburger (1948)
4) Kes de Ken Loach (1969)
3) Distant Voices, Still Lives de Terence Davies (1988)
2) The Third Man de Carol Reed (1949)
1) Don't Look Back de Nicolas Roeg (1973)

Photobucket

miércoles, marzo 02, 2011

Barney goes Predator


(Del muy correcto 6x16 de How I Met Your Mother)

"Knockemstiff" de Donald Ray Pollock en tres citas

"El cielo húmedo y gris cubría el sur de Ohio como si fuera la piel de un cadáver."

* * *

"¿Dioses? Él era lo más parecido a una persona muerta con que había jugado en mi vida."

* * *

"El hecho de que no me hubiera dejado no era más que otra señal de su indolencia. En una sociedad más avanzada, lo más seguro es que nos hubieran matado a los dos y les hubieran echado nuestros cadáveres a los perros."

(Fragmentos tomados de la traducción de Javier Calvo para Libros del Silencio)