jueves, diciembre 31, 2009

My Own Private (Filmic) 2009


1) Låt den rätte komma in de Tomas Alfredson
2) Antichrist de Lars Von Trier
3) Coraline de Henry Selick
4) Paranoid Park de Gus Van Sant
5) Gran Torino de Clint Eastwood
6) Up de Pete Docter y Bob Peterson
7) Los abrazos rotos de Pedro Almodóvar
8) Watchmen de Zack Snyder
9) Man on Wire de James Marsh
10) The Wrestler de Darren Aronofsky
11) Frozen River de Courtney Hunt
12) Paranormal Activity de Oren Peli
13) The International de Tom Tykwer
14) Adventureland de Greg Mottola
15) District 9 de Neill Blomkamp

Listas pasadas:
2005 * 2006 * 2007 * 2008


miércoles, diciembre 30, 2009

La economía se quita la máscara...

...poniéndosela. Esto es, Darth Vader abre sesión en la bolsa de Nueva York durante la semana pasada. Esto es (bis), ¿a alguien le extraña que haya crisis?

Famous Last (but one) Words (185)

-¿Y qué siente cuando ve a un niño que lleva su camiseta?
-Que se ha equivocado. Yo llevaría la de Messi, Xavi o Andrés...

(Carles Puyol, gran capitán del Barça, quedando bien con su club de fans desde El Mundo Deportivo de ayer.)

domingo, diciembre 27, 2009

Siempre hay alguien que vuela más alto...



El audio es digno de una película porno, pero el vídeo tiene su qué: un pasajero graba desde el aire el despegue del transbordador espacial. Holy smokes, indeed!


sábado, diciembre 26, 2009

"Man on Wire" de James Marsh


Photobucket
Para ulular lastimeramente:
Su voluntad excesivamente amable, que la lleva a no querer indagar en aspectos tan cruciales como el modo en que se financió la operación (diversos viajes a Nueva York, semanas de estancia en la Gran Manzana, una tonelada de equipo...) o a pasar de puntillas sobre los motivos que conducen a la ruptura entre Philippe Petit y su mano derecha
, Jean-Louis Blondeau. Y que la terrible sombra del 11-S se cierna de forma inevitable sobre una fábula sencillamente hermosa (las torres han caído y los tiempos han cambiado: hoy, Petit hubiera sido masacrado a balazos por el NYPD antes de llegar a pulsar el botón 82 del ascensor).

Para aullar efusivamente:
Su estética naif. Que haya costado cuatro euros y eso ni se note ni importe en lo más mínimo. El histrionismo de un Petit encantado de conocerse a sí mismo y aún más de poder contarse a los demás. La humana singularidad de todos y cada uno de los personajes secundarios, dignos de una heist movie de los años 1970. Por encima de todo (un encima de todo a 417 metros de altura), que logre emocionar con un final que conocemos con sólo echar un vistazo a la carátula (o a la fotografía que preside estas líneas, vamos).

El juicio crepuscular:
En su primera visita a Nueva York, allá por el año 1994, este ladrador crepuscular observó las Twin Towers desde lo alto del Empire State Building y se dijo: "en el próximo viaje". Para entonces, casi una década más tarde, el WTC se había convertido en una muesca monstruosa al otro lado de una reja decorada con ramos de flores, fotografías fúnebres y banderitas al viento. Las torres nunca se me antojaron estéticamente amables y hoy son sinónimo de lenguas de queroseno ardiente y muerte en masa. Pero quizá la segunda objeción que le he ululado a este documental resulte equivocada. Quizá el sueño hecho realidad de Philippe Petit, su plasmación en celuloide, pueda aportar alguna forma de contraste a la tragedia. Quizá.

Photobucket

jueves, diciembre 24, 2009

"Oh my God... I'm back... I'm home..."

De entre los diecisiete episodios primordiales y principales del cine de ciencia ficción que Koldcast reseñó en este post, su ladrador crepuscular de cabecera se queda con los siguientes diez, en descendente orden de importancia:

10) La promoción viral de Cloverfield (Matt Reeves, 2008)
9) La metamorfosis de Jeff Goldblum en The Fly (David Cronenberg, 1986)
8) Neo esquiva las balas en The Matrix (The Wachowski Bros., 1999)
7) La bicicleta voladora de E.T. (Steven Spielberg, 1982)
6) La ciudad distópica de Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
5) Un pequeño alien interrumpe el almuerzo de John Hurt en Alien (Ridley Scott, 1979)
4) El monolito y los homínidos de 2001: Space Odyssey (Stanley Kubrick, 1968)
3) Spock muere en Star Trek II: The Wrath of Khan (Nicholas Meyer, 1982)
2) Luke destruye la Estrella de la Muerte en Star Wars (George Lucas, 1977)
1) El souvenir a tamaño natural del final de Planet of the Apes (Franklin J. Schaffner, 1968)


miércoles, diciembre 23, 2009

Los adjetivos los carga el diablo...

Este post ladrador en el blog de Que Leer fue objeto de una virulenta respuesta que mucho tuvo que ver, aparentemente, con la aplicación del adjetivo "entrañable" a un título concreto de Carlos Pujol. Aplicación que, descubro, ha sido destacada ahora en la más reciente hoja de prensa que la editorial Menoscuarto ha dedicado a ese libro:

Obviamente, paso a temer por mi vida...

Suma y sigue


martes, diciembre 22, 2009

Deportividad alienígena


"The Boy Who Knew Too Much" de Mika

Por el mostacho de Freddie Mercury que de luz y de color es la vida que Mika lleva dos álbums proponiéndonos, al punto que ni siquiera un repaso catártico a la propia procelosa adolescencia es capaz de llevarlo a torcer el gesto, guardar los zapatos de charol en el armario y dejar la purpurina para noches mejores. No, el chico que sabía demasiado es un torbellino festivo que camufla sus puntuales, lógicos y naturales arrebatos de melancolía bajo un desparpajo melódico que haría palidecer a los mismísimos dobladores mexicanos de Walt Disney. El más inmediato precedente de este frenesí musical apunta a Scissor Sisters. Mika, el artista a un falsete pegado, hincha aún más sus ecléctica paleta; consigue que el segundo trabajo responda a la ausencia de sorpresas con entusiasmo y, de nuevo, dos o tres placeres culpables en forma de single con plumas y leotardos. Pero el esfuerzo no basta para que la cosa vuele más allá de sus fuegos artificiales: supera a Fat Bottomed Girls, sí, pero jamás a Bohemian Rhapsody.

(Esta reseña ha aparecido en el número de diciembre de Go Mag)

sábado, diciembre 19, 2009

¿El mejor equipo de la historia?

El toque, la actitud, la solidez, el carácter dicen que quizá. Y los seis títulos en un año golpean con el puño sobre la Messi... perdón, mesa, para decir que sí. Pero cuesta ladrarlo: ha habido tantas escuadras tan memorables... Dejémoslo, de momento, en el mejor equipo del mundo a día de hoy, 2009. No es poco. Y démosle cancha, que varios son los apartados en los que aún puede mejorar.

The Art of Steve McGhee (2)


(Su anterior catálogo de catástrofes más o menos naturales, aquí)

viernes, diciembre 18, 2009

En ocasiones vimos muertos... que valían la pena

Una lista más de We Are Movie Geeks. Una lista más de la que nos hacemos eco ladrador. Y de ecos precisamente va la cosa, porque he aquí los, a juicio de la ya citada página web, diez mejores títulos con fantasmas "buenos" del más ectoplásmico celuloide:

10) Hearts and Souls de Ron Underwood (1993)
9) Truly Madly Deeply de Anthony Minghella (1990)
8) The Canterville Ghost de Jules Dassin (1944) - Charles Laughton, señoras y señores, primera standing ovation de la mañana, por favor...
7) Field of Dreams de Phil Alden Robinson (1989)
6) The Frighteners de Peter Jackson (1996)
5) The Ghost and Mrs. Muir de Joseph Leo Mankiewicz (1947) - Gene Tierney y Rex Harrison, todos en pie de nuevo...
4) Beetle Juice de Tim Burton (1988)
3) Ghost de Jerry Zucker (1990)
2) Topper de Norman Z. McLeod (1937) - Cary Grant, a estas alturas ya sabemos lo que toca: plas plas plas...
1) The Sixth Sense de M. Night Shyamalan (1999)

Photobucket

miércoles, diciembre 16, 2009

Parecidos razonables

Flint Lockwood (Cloudy With a Chance of Meatballs) vs. Ted Mosby (How I Met Your Mother)

El asombroso mundo del cameo (5)

Dennis Lehane es Sullivan, oficial encargado de "irritaciones leves" y amigo de las mamas rebosantes de silicona, en el maravillosamente shakespeariano capítulo once de la tercera temporada de The Wire.

martes, diciembre 15, 2009

El karateka antes de Navidad...


"Live at Reading" de Nirvana

Cuenta la leyenda –o por lo menos Wikipedia– que, el 30 de agosto de 1992, domingo para más señas, los miembros de Nirvana vivieron con no poca ansiedad y también notable pesimismo las horas previas a su salida al escenario de Reading, donde debían cerrar y coronar la tercera noche del festival: drogas, el controvertido matrimonio de Kurt Cobain con Courtney Love y su reciente paternidad, la presión de unos medios que en poco más de un año habían hecho de tres chavalitos de Aberdeen, Washington, el no va más de la escena rock mundial... Y cuenta de paso la memoria del abajo firmante –merecedora de la misma reticencia que la famosa enciclopedia cibernética– que, en el show celebrado un par de meses antes en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el trío se había mostrado como una banda estática pero contundente: poco entretenida para el mero espectador pero memorable para quien quisiera sudar su actitud punk bailando y chocando frente al escenario. Respecto a lo primero, punto a favor de Nirvana por responder al posible desastre con una crucifixión pública y no exenta de ironía de sus demonios interiores: desde la salida de Cobain en silla de ruedas hasta el desmantelamiento final del escenario (con regalo de una guitarra zurda al respetable), Reading marcó la apoteosis de su directo. Respecto a lo segundo, punto en contra de este (notablemente tardío) lanzamiento en dvd del concierto: más allá de las anécdotas ya comentadas, ni la realización ni el espectáculo en sí suman vuelo visual a cuanto se vivió aquella noche y la cosa se queda en simple documento. Un acierto, por tanto y por otro lado, que la edición venga acompañada de su correspondiente cd, transmisor fiel y directo de la rabia y el angst en que chapoteaban los autores de Smells Like Teen Spirit. Con él en el discman, iPod, etc., uno sí llega a reconocerse tan felizmente mendrugo como ese Tony Hodgkinson que, erigido en Bez del grunge, se tira medio concierto botando espasmódicamente sobre el escenario.

(Esta reseña ha aparecido en el número de diciembre de Go Mag)

lunes, diciembre 14, 2009

Así que el universo era esto...

Un puñado de golosinas desparramadas, ni más ni menos...

Famous Last (but one) Words (184)

"El casal es autogestionado, y eso da una oportunidad a los jóvenes para aprender a ser responsables." - De la pieza de El País Catalunya de ayer en la que se venía a denunciar el desalojo del Casal Popular de Gràcia, del que los okupas no pueden "defenderse" al haber aprobado el juez una caución de 30.000 euros.

(Bajo estas líneas, una muestra más de la habitual responsabilidad de los jóvenes del citado casal para con el barrio que los acoge: desde hace un par de años no han vuelto a romper el escaparate de la lavandería de enfrente y este pasado domingo a las 13:30 horas el olor a orines era prácticamente inexistente.)

sábado, diciembre 12, 2009

Veinte años de cine

Con motivo de su vigésimo aniversario, la revista Empire ha recreado simpática y fotográficamente algunos de los films clave de estos últimos veinte años...

viernes, diciembre 11, 2009

Spin the f**k off!

IGN ha escogido los nueve peores spin-offs cinematográficos (esto es, para quien faltara ese día a clase, films que, sin llegar a ser secuelas, nacieron a partir de personajes o situaciones de otras franquicias). Y vendrían a ser, por riguroso orden cronológico, los siguientes:

1) Caravan of Courage: An Ewok Adventure de John Korty (1984)
2) Supergirl de Jeannot Szwarc (1984)
3) U.S. Marshals de Stuart Baird (1998)
4) The Scorpion King de Chuck Russell (2002)
5) Freddy vs. Jason de Ronny Yu (2003)
6) Catwoman de Pitof (2004)
7) Alien vs. Predator de Paul W.S. Anderson (2004)
8) Evan Almighty de Tom Shadyac (2007)
9) X-Men Origins: Wolverine de Gavin Hood (2009

Photobucket
Muy fan de Helen Slater -también, del uso que Jeannot Szwarc hizo del Cinemascope: a eso se le llama llenar un plano...

Parecidos razonables

Russell Crowe en State of Play vs. Rowlf the Dog.

jueves, diciembre 10, 2009

And the word of the year 2009 is...(3)

¡Twitter! - O por lo menos eso se desprende de las mediciones del Global Language Monitor, desde donde juran que se trató del palabro más utilizado en medios impresos y digitales. En segundo lugar llegó Obama y, en tercero, H1N1.

Photobucket
Alguien voló sobre el nido periodístico...

El asombroso mundo del cameo (4)

Whoopi Goldberg nos enseña cómo ganar un Emmy, un Grammy y un Oscar desde el episodio séptimo de la cuarta temporada de 30 Rock.

miércoles, diciembre 09, 2009

"Paranormal Activity" de Oren Peli (EDITADA)


Photobucket
Para ulular lastimeramente:
El único momento en que se sale de la casa, internet mediante, y ese vídeo gore que atenta radicalmente contra el espíritu lo-fi
de la película. Por lo demás, aunque el personaje de Micah pueda a ratos antojársenos tirando a para-anormal, su actuación se encuentra bastante justificada por un par de líneas de diálogo.

Para aullar efusivamente:
Su (obligada) economía narrativa. El petróleo que extrae de dos actores prácticamente amateurs. La claustrofobia que provoca ese escenario único que es la casa (las dos salidas al jardín, vallado de día y negrísimo de noche, no invitan precisamente a que nos sintamos mejor). La perfecta progresión de los fenómenos sobrenaturales y de la consiguiente desesperación de los personajes. El plano final, con su prodigioso uso del fuera de campo (*). Y que podamos prescindir de la leyenda urbana de su veracidad a la hora de dejarnos acongojar por ella.

El juicio crepuscular:
Lo de The Blair Witch Project tuvo mérito, sí. Pero... ¿repetir la jugada y obtener unos resultados artísticos tirando a escalofriantes? Desde debajo de la manta, entre temblores, oído avizor al menor crujido del parqué, nos quitamos el sombrero ante Oren Peli y su ídem con la casa encantada de peor rollo de la que hayamos tenido noticia desde tiempos de Poltergeist.

Photobucket

(*) EDIT: Aparentemente, este ladrador crepuscular ha visionado una versión diferente a la estrenada en nuestras salas de cine, dueña de un final menos peliculero, más amargo y, por todo ello, diríase que superior.

viernes, diciembre 04, 2009

My Own Private Filmic 1984

Recordaba Fotogramas, en su número de noviembre, la magnífica cosecha cinematográfica de 1984, de la que se acaban de cumplir veinticinco años. A continuación, una clasificación ladradora y crepuscular (esto es, obscenamente subjetiva y no sujeta a criterios de calidad -aunque también, a ratos) de los quince films reseñados:

1) Indiana Jones y el templo maldito de Steven Spielberg
2) Terminator de James Cameron
3) Pesadilla en Elm Street de Wes Craven
4) Los cazafantasmas de Ivan Reitman
5) Gremlins de Joe Dante
6) Karate Kid de John G. Avildsen
7) Amadeus de Milos Forman
8) Tras el corazón verde de Robert Zemeckis
9) Superdetective en Hollywood de Martin Brest
10) Despedida de soltero de Neal Israel
11) Loca academia de policía de Hugh Wilson
12) Footloose de Herbert Ross
13) La historia interminable de Wolfgang Petersen
14) Top Secret de Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker
15) La mujer de rojo de Gene Wilder

jueves, diciembre 03, 2009

"The Hangover" de Todd Phillips


Photobucket
Para ulular lastimeramente:
La vacuidad que se abre tras su brillante envoltorio. Su escasa originalidad. Que dejen que Mike Tyson hable tanto. Los interludios musicales (salvo el de Ed Helms al piano, claro). Que, en lo referente a mala baba, no le llegue a la suela de los zapatos a Very Bad Things. Y su final tontorrón y precipitado
.

Para aullar efusivamente:
Que no pensaran/consiguieran a Jack Black para el papel de Alan. El ochenta por ciento de los diálogos de Alan (esto es, el cien por cien de las carcajadas de la película). Zach Galifianakis como Alan. Heather Graham, tan desaprovechada y encantadora como siempre en el mismo papel de siempre. Y que a ratos parezca dirigida y fotografiada con cierto criterio.

El juicio crepuscular:
Si The Hangover fuera una prostituta de Las Vegas, el folleto a partir del cual decidimos contratarla sería una oda a la demanda por publicidad engañosa. Más aniñada que sofisticada, más pintarrajeada que atractiva, ofrece cierto entretenimiento pero nos lleva, inevitablemente, a pensar que hemos malgastado otra noche de sábado. E incluso en medio del desierto debe de haber cosas mejores que hacer...

Photobucket

miércoles, diciembre 02, 2009

Hoja una ser yo puedo...

(De la serie Bio-Diversity de Christoph Niemann, de quien ya habíamos ladrado aquí...)

And the word of the year 2009 is...(2)

¡Admonish! - O, por lo menos, fue la más buscada en la versión cibernética del Merriam Webster después de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos la utilizara "contra" el congresista de South Carolina Joe Wilson, quien una semana antes había interrumpido un discurso del presidente Barack Obama al grito de "You lie!". Por detrás quedaron emaciated, empathy, furlough, inaugurate, pandemic, philanderer, repose y rogue (ésta última también por causas más o menos políticas, ya que Going Rogue es el título de la autobiografía de Sarah Palin).

Photobucket
Joe Wilson ganándose a pulso el palabro del año...